• Redacción

Pederastia también es culpa de los niños tientan a sus mayores: Cardenal Norberto Rivera



De acuerdo con el Azobispo Primado Emérito de la Ciudad de México, Norberto Rivera Carrera, no toda la culpa recae sobre los sacerdotes en los casos de pederastia, pues hay niños que “desde pequeños mienten y tientan a sus mayores”.


Así lo dijo el Cardenal durante su discurso de deslinde del Frente Nacional de la Familia. Durante este mismo evento, Rivera fue cuestionado por la presunta campaña que tiene sobre el matrimonio igualitario, así como familias homoparentales y la supuesta petición al Papa Francisco para destituirlo.


A esto respondió que la Iglesia es tolerante con los homosexuales, aunque considera que los matrimonios deben llevarse a cabo por “amor” y con la finalidad de procrear, por lo que las prácticas sexuales “antinaturales” deberían quedar de lado. A su vez, dijo que los sacerdotes homosexuales dejan sus prácticas sexuales para servir a Dios.


Sobre la pederastia, afirmó, la Iglesia “tiene su propio juicio al respecto”. Ahora, voces se han levantado para criticar estas declaraciones.

“La postura de don Norberto sobre la pederastia, pronunciada en el Frente Nacional por la Familia, no resiste el menor análisis a la luz de la inteligencia, el decoro y los valores humanos”, aseguró el escritor Manuel Ajenjo en una columna para El Economista.

El guionista señala este tipo de pensamiento por parte del Cardenal como uno retorcido. Esto porque justamente considera que, si justamente hay niños mentirosos, es la obligación de los sacerdotes fungir como guías morales y enseñarles a distinguir entre la verdad y la mentira y, sobre todo, a decir la verdad.

“Pero lo que francamente rebasa una mente sana y se instala en un comportamiento sexualmente patológico es la creencia de que existen niños que son capaces de tentar —verbo que en dos de sus acepciones significa: inducir a la tentación; seducir: atraer, excitar a alguien a hacer algo al mostrárselo necesario, interesante o atractivo”, afirmó Ajenjo.

El escritor agrega que aun suponiendo que la premisa del Arzobispo fuera cierta, en su declaración deja implícita la idea de que como el niño “indujo a la tentación”, al sacerdote no le quedó más remedio que ceder.


El autor de la columna recuerda que estos comentarios del Cardenal parecen ocurrir mientras se ignoran las acusaciones contra el sacerdote Nicolás Aguilar. Este sacerdote procesado en Tehuacán, Puebla, fue acusado de haber abusado de al menos 60 niños. A esto se sumó el hecho de que el Arzobispo Primado Emérito de la Ciudad de México lo habría protegido “hasta la ignominia”.



Con información de PlumasAtomicas.com

378 vistas

Gracias por ser el visitante #

Desde el 01/Ene/2019

EMPRENDEDOR NOTICIAS™

La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • LinkedIn Social Icon