• Redacción

El servicio público y su resignificación del discurso | Gerardo A. herrera Pérez

*En la opinión de Gerardo.

Los servidores públicos, tanto los administrativos, como el personal directivo, y los miembros de la Dirección de Seguridad Pública, en el marco del mandato de la Ley para los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios deben de ser capacitados en materia de igualdad y no discriminación, derechos humanos y libertades, perspectiva de género y multiculturalidad. Estas acciones fortalecerán la resignificación del discurso político con que actúan los servidores públicos.

En el ayuntamiento de Erongarícuaro, y a invitación de la Instancia de la Mujer de éste, se llevó a cabo la capacitación tanto para servidores públicos de las diversas áreas del H. Ayuntamiento, como para las y los policías de la Dirección de Seguridad Pública. La capacitación transversalizó los temas de igualdad y no discriminación, derechos humanos y libertades, perspectiva de género y multiculturalidad, con enfoque de servicio público y atención a la población.

La capacitación impulso elementos e instrumentos que permitirán a los participantes mejorar la calidad del servicio público, pero igualmente se insistió en la importancia de trabajar paralelamente en las acciones de creación y desarrollo de conciencia social; se trata de trabajar en la posibilidad de que el servidor público tenga la voluntad de comprenderse y de comprender su entorno, para evitar actos de violación a los derechos humanos de la población.

En las reflexiones de la conferencia taller se les comento la importancia de conocer el entorno, toda vez que es fundamental saber que se vive en un modelo Neoliberal, en donde el mercado presiona para formar en un modelo de hedonismo, narcisismo, que genera individualidad y hace a las personas libres, cuando vemos estos elementos sobre personas jóvenes podemos comprender la importancia de conocer el contexto. Hoy nos preguntamos porque se han dejado atrás los valores colectivos como la solidaridad, el bien común, frente a estos valores de narcisismo, de individualismo.


En estas épocas de la Posmodernidad, se impulsan las acciones de respeto a los derechos humanos y libertades, pero igualmente a la ejecución de un trabajo público sostenido en valores y la ética. En este sentido se habló de que los servidores públicos deben de conocer a fondo los derechos humanos y las libertades, conocer el enfoque humanistas y garantista que tiene nuestro Sistema Jurídico; no se puede en este momento posmoderno impulsar trabajos si es que el servidor público no conoce de los principios básico de atención a la población y de sus derechos humanos; porque se precisó que es una responsabilidad del servidor público de conformidad con el artículo primero constitucional, se debe de promover, respetar, garantizar y proteger los derechos de la población, con una visión fundamental la aplicación del derecho pro-persona, lo que más le convenga a la ciudadanía. En esta capacitación, también se abordó un tema fundamental y es la masculinidad y la violencia que se vive en las zonas rurales, exprese que hablar de masculinidad no es hablar de homogenidad, ni de que éstas se mantiene estáticas en la historia, al contrario, hacer un estudio sobre la masculinidad, te lleva a reflexionar sobre qué es hombre, qué es identidad, pero hay un tercer elemento que permite mover del tablero las piezas de la masculinidad, cuando hablamos de la subjetividad, es decir, puedo analizar el cuerpo de un hombre cisgénero o transgénero, a partir de buscar las formas y modalidades en que el hombre se relaciona consigo mismo, ese diálogo permanente con él mismo que permite modificar actitudes, sentimientos y formas de comportamiento. Es en esta relación en la cual el sujeto se constituye y se reconoce como hombre, como sujeto, como masculino o no.

Desde el enfoque de Michel Focucault, el sujeto fue analizado desde la ciencia y lo que se dice del hombre, pero también fue analizado la forma en que sus cuerpos han sido construidos y modelados por el poder, y finalmente la cuestión de cómo el sujeto deviene sujeto deseante, el sujeto que abreva en su comportamiento de su subjetividad. La subjetividad del sujeto le permite estar sometido y controlado por su propia conciencia y el autoconocimiento. Por ello, las masculinidades no pueden ser ni homogéneas, muchos menos estáticas. Las masculinidades se mueven al ritmo que se mueve el consumo, la cultura. Las masculinidades ejercen su poderío a partir de los procesos culturales que se generan en tiempo y espacio.

Conocer las masculinidades y su comportamiento permitirá generar condiciones para diseñar programas institucionales que permitan evitar que se genere tanta violencia como hoy se genera en las familias, y darle la oportunidad al servidor público de hacer intervenciones con asertividad y en pleno conocimiento de lo que significa atender una necesidad social desde la perspectiva de lo público.

16 vistas

Gracias por ser el visitante #

Desde el 01/Ene/2019

EMPRENDEDOR NOTICIAS™

La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • LinkedIn Social Icon