• Redacción

Decir gracias, es un acto de respeto y humildad: Gerardo Herrera



Columna de Opinión EP Noticias Morelia, Michoacán a 3 de julio de 2018.-

Como ciudadano, ejercí mi derecho político; participé en esta contienda electoral para la candidatura de Senado de la República, lo hice por el Partido Verde Ecologista de México, presidido en Michoacán por el Diputado Ernesto Núñez.

Mi participación política, la hice al lado de la Dra. Marx Aguirre, a quien conozco desde hace años. Ambos logramos hacer una importante mancuerna, para el desarrollo de una campaña político electoral, que avanzará en tocar no solo puertas, sino corazones, racionalidades, intensiones y construcción de ciudadanía.

Desde mi llegada a la campaña, fui arropado por personas sensibles y generosas, como César, Uriel, Fanny, Sergio, José Alfredo y desde luego a mi coordinador de campaña Marcos Sánchez.

Mi campaña tuvo un componente importante, fue de reivindicación de grupos en situación de vulnerabilidad y planteo desde su inicio ejes transversales para fortalecer un diseño de política incluyente, de respeto a los derechos humanos, de igualdad y no discriminación, de perspectiva de género, interculturalidad y desde luego de honorabilidad, honestidad y de promoción de la transparencia y rendición de cuentas. Siempre me maneje despreciando la corrupción, la simulación, la flojera y la impunidad.

El acercamiento que tuve con los distintos candidatos me conecto de inmediato con personas sensibles a los problemas que yo veía y trabajaba desde muchos años atrás; ahí conocí a todos los candidatos y candidatas y me permitió ir de la mano con muchos de ellos, como con: Alejando de Ario; Walter, Yola y Dalia de Apatzingán y Temo de Epitacio Huerta; Sandra y Memo de Lázaro Cárdenas; Nohemi y Alma de Zamora y desde luego Juan Luis de Churintzio; Chiquis, Roberto y Marx de Maravatío, así como Gaby de Ciudad Hidalgo; mis hermosas Patis de Tangancícuaro y San José de Gracia. A muchos más con quienes coincidí como: Frida, Jonathan, Memo, Alfredo Jiménez, Constantino, Edgar, en fin muchos, muchos más, como Andrés de Jiquilpan, Arturo, Rocío, Irene, Luz María, Noé, Javier, Chigras, Isidoro y Mario de Jacona, tanto, tanto que ame lo que hice, por el grado de compromiso que se presentó en cada acción pública de la campaña. Siempre agradecido con mi amigo Migue, Yair, David, Dayana, Freddy, Mariano, Luci y Gerado de Quiroga, Iván; Miguel, Karen, Hortencia, de Zitácuaro y Tiquicheo y muchos, muchas más, como Lili y Chavita, que estuvo siempre a mi lado. Conocí muchos lugares, como el Recorrido del Concierto de los Jilgueros, así como el Rio de la Pasión; también conocí las entrañas de la pobreza, de la desesperación de las madres sin dinero y con hijos; la desesperación de los padres con hijos enfermos, el abandono de los adultos mayores; la indiferencia ante las personas con discapacidad y con problemas mentales; el trabajo de los niños y niñas en los campos y túneles de producción de frutillas rojas; conocí a niños y niñas en la calle pidiendo limosna en Maravatío, y otros municipios, nadie dice nada, nadie levanta la voz, no importa que tengamos instrumentos internacionales y nacionales, ellos al parecer siguen sin voz, aun cuando las leyes se los dan.

Vi a productores necesitados de apoyos para producir, pero con mercados de productos, de financiamiento y de trabajo en condiciones adversas para producir. Ellos, compran caro y venden barato.

Vi a mujeres campesinas, sufriendo en el día a día, pero sometidas por un androcentrismo, que no permite hablar fuerte. Vi un Michoacán en el cual hay que trabajar mucho más que ocho horas desde el escritorio.

Hace falta mucho por hacer, y que pese a mis propuestas que son mediáticas, al final de la jornada electoral no alcanzamos el triunfo; aun así reconozco y agradezco a cada uno de los ciudadanos que emitieron sus votos en este proceso; agradezco cada uno de los comentarios y expresiones de gratitud por estar cercano a la gente. Vi la violencia a las mujeres en distintas formas, también la violencia estructural y la invisible. Gerardo nunca ha sido de él; Gerardo, el Gerardo que yo conozco es el Gerardo de la sociedad; por eso, él se pinta de color del bronce, del color del arcoíris, porque sabe que la sociedad y su mensaje de paz es importante continuar llevándolo a cada rincón, en cada diversidad cultural, en cada diversidad sexual, en cada diversidad social.

Agradezco a los grupos sociales que me apoyaron, a las compañeras trans, a miembros de la diversidad sexual, a personas con discapacidad, a periodistas, a mujeres violentadas, a personas de comunidades y pueblos indígenas, a los adultos mayores a quienes ame, pero sobre todo a quien me ofreció su corazón, me ofreció una palabra de aliento para continuar, y para aquellas personas que me encomendaron para que no me pasara nada.

Gracias a todos y todas, gracias a los compañeros de los comités municipales, a los compañeros del comité Estatal y a mi familia que siempre estuvo de la mano conmigo. Gracias, siempre gracias.

Gerardo, seguirá luchando por la sociedad, como lo ha hecho por años.


Fuente: Facebook del Mtro. Gerardo Herrera Pérez


#GerardoHerrera #Michoacán #ColumnaDeOpinión

0 vistas

Gracias por ser el visitante #

Desde el 01/Ene/2019

EMPRENDEDOR NOTICIAS™

La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • LinkedIn Social Icon