• Daniela Soria

Con García Luna, la Policía Federal traficó hasta droga: Anabel Hernández

* La autora del libro El Traidor, Anabel Hernández, fue la primera en revelar que al concluir el sexenio calderonista, García Luna se fue a Miami


MÉXICO.— Con Genaro García Luna al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, la Policía Federal llegó no sólo a proteger al cártel de Sinaloa, entonces encabezado por Joaquín El Chapo Guzmán, sino que elementos de la PF eran usados para combatir a otros carteles y hasta para traficar droga, aseguró a La Silla Rota la periodista y autora del libro El Traidor, Anabel Hernández.


En dicha obra, Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, detenido desde hace años, le contó a Hernández la forma en que operaba la Policía Federal, que dependía de la SSPF, encabezada por quien alguna vez fue considerado ´El Superpolicía´ y que fue detenido este 10 de diciembre en Estados Unidos por cargos de narcotráfico.



“Debo decir que cuando Vicente Zambada Niebla fue para contarme cómo era la corrupción en la policía federal en la Secretaría de Seguridad Pública es importante, porque lo que me dice Vicentillo a través de su abogado, a través de diarios secretos, explica cómo opera esta mecánica, cómo mensualmente había estos pagos millonarios a jefes policiacos y la Policía Federal no sólo daba protección al cártel –de Sinaloa- y era su brazo armado, que había operativos contra los enemigos, había policías federales por las órdenes de García Luna.

“Cuando había enfrentamiento entre los hermanos Beltrán Leyva y el Chapo y el Mayo Zambada, había policías federales que iban a la pelea con disparos a favor del Mayo Zambada, en su momento también del Chapo pero principalmente de Zambada. El Vicentillo lo que relata es que la Policía Federal se convierte en compradora de droga del Mayo Zambada, entonces directamente de ser corruptos y protectores se convierten en narcotraficantes. Son interesantes estas revelaciones del Vicentillo, cuando uno ve la acusación penal contra García Luna que no es solo por conspiración, es por tráfico de drogas”, dijo la también autora de Los señores del narco.

La periodista, que debió dejar el país por amenazas a su vida y a su familia, recordó que desde 2006, cuando inició el mandato presidencial del entonces panista Felipe Calderón, comenzó a investigar la trayectoria de Genaro García Luna. Las acusaciones de corrupción iban acompañadas de señalamientos contra el equipo del policía, como Luis Cárdenas Palomino, que fue titular de Seguridad Regional de la Policía Federal; Facundo Rosas Rosas, que fue comisionado de la Policía Federal; Armando Espinosa de Benito, ex jefe de División de Investigación de la Policía Federal o Ramón Pequeño, quien es recordado porque el jefe de inteligencia de la Policía Federal cuando en 2015 se fugó nuevamente el Chapo Guzmán, y también formó parte del equipo del Superpolicía.


También ella fue la primera en revelar que al concluir el sexenio calderonista, García Luna se fue a Miami, en Estados Unidos, y ahí se hizo de propiedades.


“Fui la primera que informó de esta situación en Miami cuando salió del gobierno de Felipe Calderón, después salieron otros periodistas a ampliar la información pero yo fui la primera cuando dejó el gobierno. Esta investigación del gobierno americano no es nueva, es muy larga donde se ha podido acumular mucha información, es lo que podría compartir con conocimiento de causa”, afirmó.


-¿Cuál sería el papel de García Luna respecto a la guerra contra el narcotráfico?

-Hay cosas muy delicadas respecto a esto, porque aunque García Luna dejó oficialmente la SSPF, por desgracia parte de su gente más cercana se quedó en las áreas claves de la policía y después en varios estados. Por ejemplo la actual secretaria de Seguridad Pública del estado de México, Maribel Cervantes Guerrero es gente directa del equipo más cercano de García Luna, de Cárdenas Palomino y ellos. Ella era parte de la policía federal en las fechas que trabajaba para el cártel de Sinaloa.


“Después tenemos a Omar García Harfuch, actualmente secretario de seguridad en la ciudad, su origen es el mismo equipo, era gente muy cercana a García Luna, es ahí donde tiene una carrera muy veloz en la SSPF y después en la Policía Federal y aunque García Luna se va esta gente se queda”.


[Aclara que García Harfuch era parte del equipo, pero no sabe si recibió sobornos, pero sí que era parte del equipo ´cerrado y corrupto´].


“También se quedó Ramón Pequeño que es el que deja salir al Chapo Guzmán en 2015. No debemos olvidarlo, son fundamentales para entender por qué ninguna estrategia podrá funcionar si tenemos a todos estos funcionarios públicos de ese viejo equipo corrupto, cuyo jefe hoy está detenido en Estados Unidos y siguen en funciones.

Gracias por ser el visitante #

Desde el 01/Ene/2019

EMPRENDEDOR NOTICIAS™

La información, opinión y análisis contenidos en esta publicación son responsabilidad de los autores, salvo error de apreciación de su parte.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • LinkedIn Social Icon